Instalación de Parket flotante (II)

blog-consejos-montajes-cocinas-trucos-tutoriales-maderas-palencia

Consejos para instalar parket flotante (por Bricojovi Palencia) PARTE 2

Continuando con nuestra entrada anterior, en este capítulo os contaremos cómo colocar la tarima flotante.

Colocación de la tarima flotante.

Ahora que ya tenemos el suelo preparado, empezaremos a colocar los listones. Los sistemas más utilizados son dos:

  • Sistema de “clic”
  • Encolado

Las ventajas del sistema de “clic” frente al encolado de las láminas son varias:

  • Facilidad de montaje y desmontaje: La instalación y materiales se simplifican, pues no tenemos que estar encolando juntas sino que se encajan como si fueran piezas de un lego. En caso de ser necesario, podemos desmontar la instalación, lo cual viene muy bien si nos hemos equivocado y nos damos cuenta a mitad de los trabajos.
  • De acabado instantáneo: No hay que esperar a que se seque la cola, luego podemos ir pisando (con cuidado) la tarima según la vamos colocando.
  • Acabados perfectos: Las juntas no se abrirán pasado el tiempo. En los sistemas por encolado, según se expanden y contraen las láminas de la tarima la unión encolada sufre tensiones. Esto produce que pasado el tiempo se observen “grietas” en las juntas

Así pues, explicaremos la instalación de tarima flotante con el sistema “clic”

Sentido de las láminas

Para decidir el sentido de las láminas debes fijarte en:

  • El tipo de suelo que tengas en el pasillo o habitación aledaña. Si hay tarima o algo que tenga un sentido marcado es conveniente que lo sigas en tu nueva instalación.
  • Si colocas las láminas de forma longitudinal (paralelas a la pared más larga de la habitación), tendrás comoefecto que la habitación sea más estrecha y más larga y viceversa. Con esto en mente, puedes compensar las dimensiones de tu habitación e imprimir el carácter que más te guste.
  • Fíjate si tienes alguna zona que no va a ir cubierta por el rodapié o embellecedor (armarios, puertas, etc.). Si es así, puedes elegir esta zona para iniciar la instalación y colocar las láminas de forma que no tengas que realizar cortes en la lámina limítrofes (es decir, la lámina queda en forma de T con la pared o el umbral de la puerta). También puede ser una buena idea utilizar un molde para cubrir esta junta que debería tapar el rodapié.

Tarima flotante: Colocación de la primera hilera de láminas

Ahora que ya tienes escogido el sentido de las tablas, empezaremos por una esquina de la habitación y colocaremos la tarima en forma de hileras (poniendo el lado largo de las n tablas de la primera hilera pegadas a la pared correspondiente). Para ello:

  1. Corta un poco todas las tablas de la primera hilera de modo que se quede fuera el encaje macho (si no tienes una sierra buena, este paso te lo puedes saltar). Importante: Deja una separación de unos 7/10 mm (siempre menor que el grosor del rodapié) entre las láminas y la pared, pilares, umbrales de puertas, etc.. Esto lo puedes conseguir colocando unas cuñas o incluso unas monedas entre las láminas de la tarima y la pared. Esto es de vital importancia para que la tarima no se levante con las dilataciones en las estaciones de calor.
  2. Coloca una lámina tras otras hasta completar la primera hilera
  3. La última lámina de la hilera necesitará un corte para que se ajuste al espacio que queda (calcula siempre la holgura que tienes que dejar entre lámina y pared)

Tarima flotante: Colocación de las siguientes hileras

Las siguientes hileras son más fáciles:

  1. Corta una lámina por la mitad y colócala a continuación de la primera lámina de la primera hilera. Así quedarán intercaladas las uniones, como si de un muro de ladrillo se tratase, pero colocado en el suelo. Dicho con otras palabras: nunca deben coincidir los extremos o testas de las tablas
  2. Presiona hasta que oigas un “clic”; la lámina habrá quedado encajada. Es posible que tengas que encajar las láminas introduciéndolas con un ángulo y luego poniéndolas planas hasta el suelo. Cada sistema es diferente, pero en seguida le cogerás el truco.
  3. Continúa colocando y hasta llegar al final de la hilera. Recorta la última lámina según el espacio que te quede.
  4. Repite estos pasos hasta que llegues a la última de las hileras de la tarima flotante

Tarima flotante: Colocación de la última de las hileras de la tarima

La útlima de las hileras es la que, casi seguro, más trabajo nos va a dar

  1. En primer lugar debes presentar cada lámina encima de la penúltima y casi pegada a la pared (vigila la holgura, ayúdate de cuñas o las monedas).
  2. Con un lápiz marca en cada lado de la lámina el punto donde se monta la lámina con las láminas de la penúltima hilera.
  3. Traza una línea entre los dos puntos marcados y corta por la línea. Así tendrás una lámina que encaja exactamente en el hueco.
  4. Haz esto para cada lámina de la última hilera. Ten en cuenta que las paredes no son rectas y si “copias” una lámina de la última hilera confiando en que te valdrá para cualquier posición, te puedes llevar una sorpresa

En nuestra tercera entrada te contaremos algunos trucos para un acabado perfecto. No te la pierdas, colocar tu tarima flotante no es tan difícil!

blog-consejos-montajes-cocinas-trucos-tutoriales-maderas-palencia-abajo

 

 

 

Visto 6135 veces

Web diseñada por:

maestro-marketing-comunicacion-web-palencia    Marketing Online para pymes